Resumen del circuito

Praga, Viena y Budapest establecen el marco de una de las mejores aventuras de tu vida.

Las capitales imperiales de Europa vienen con nombre propio, con historia, cultura, música, gastronomía, personajes inolvidables, hitos estremecedores, arquitectura que evoca otros tiempos y mil y un paisajes bucólicos entre montañas, ríos y lagos, monasterios y castillos. No cuesta entender cómo muchas de las llanuras y cordilleras montañosas han sido los escenarios donde han nacido y crecido leyendas y mitos que inundan el folclore de la región. Historias que funden un ayer omnipresente, a veces se escapa a la razón, y que ha dado paso a un hoy vibrante, ambicioso, atractivo, inspirador e inquietante.

Praga – Viena – Budapest

Incluido

  • Vuelo de línea regular
  • 10 noches en hotel en régimen especificado
  • Circuito regular con guía en castellano.
  • Visitas especificadas.
  • Seguro de viaje.

Día 1: España – Praga. Bienvenido al antiguo reino de Bohemia

La República Checa te espera. Un apasionante recorrido en el que descubrirás las bellas ciudades de Bohemia y Moravia. Arte en estado puro, deliciosa gastronomía y frondosos bosques que parecen encantados. Nos presentamos en el aeropuerto dos horas antes de la salida del vuelo y, antes de que te des cuenta, estarás pisando la exuberante Praga. Disfruta de la ciudad a tu aire. ¿Qué tal empezar viendo la torre del Ayuntamiento marcando las horas? ¡Un verdadero espectáculo!
RÉGIMEN
Cena.

Día 2: Praga. En el corazón de su barrio histórico

Praga te da los buenos días con una coquetería única. Y es que es conocida por lo acogedora que resulta al visitante. Es perfecta para visitarla a pie, así que ponte calzado cómodo que la ruta comienza. Comenzaremos la mañana con una visita a la ciudad y, después, no te faltará tiempo libre para disfrutar de su laberíntico entrelazado de calles a tu ritmo.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 3: Praga. Un día entre castillos de princesas y relojes mágicos

Hay muchas Pragas que visitar: la histórica, la artística, la vanguardista, la bohemia… Elige la tuya y visita la ciudad por tu cuenta o únete a la visita opcional al colosal Castillo de Praga, en pleno corazón de la ciudad.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 4: Praga. La ciudad balneario de la república checa o la Marbella del siglo XIX

Este día, tendremos la opción de conocer la ciudad de Karlovy Vary, internacionalmente conocida por sus fuentes medicinales, que atrajeron a personalidades, artistas y miembros de la aristocracia durante el siglo XIX.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 5: Praga - Cesky Krumlov - Viena. Bienvenido a un certamen de belleza...pero de castillos

Seguimos avanzando en el mapa, rumbo a la impresionante Viena, capital de Austria. ¡Qué paisajes! A medio camino, pararemos en Cesky Krumlov, para el almuerzo y conocer con tiempo libre su impresionante castillo, cuya belleza rivaliza con el castillo de Praga.
RÉGIMEN
Desayuno.Almuerzo.

Día 6: Viena. Siguiendo los pasos de la emperatriz Sissí

Comenzamos esta jornada del viaje en la preciosa capital austríaca. Y para tomarle el pulso a la ciudad y hacer un primer contacto de su centro histórico, nada mejor que una visita, con la que recorrerás los lugares más emblemáticos.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 7: Viena. Donde el Danubio corteja y conquista…

Viena es romántica, coqueta, acogedora y conquistadora por naturaleza. En la jornada de hoy podrás elegir entre seguir desvelando los secretos de la ciudad o participar en una emocionante excursión opcional por el Valle del Danubio. En esta región, visitarás la Abadía de Melk y navegarás por el hermoso Danubio, siempre que el clima lo permita.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 8: Viena – Budapest. De las llanuras europeas a los cárpatos

Las últimas horas en la preciosa Viena nos ofrecen la última oportunidad para saborear su comida, sus intensos cafés o una refrescante cerveza. Puedes obtener una última bonita vista de la ciudad de la colosal noria o tumbarte al sol en el parque. Todo eso, a tu ritmo. Despues seguiremos nuestro recorrido, a través de la gran llanura central de Europa, hasta Budapest, capital de Hungría.
RÉGIMEN
Desayuno.Cena.

Día 9: Budapest. Dos ciudades unidas por un río

La jornada comienza con una visita a la ciudad, paseando entre sus monumentales Buda y Pest, dos ciudades originales que se unieron gracias al Puente de las Cadenas. El Castillo de Buda es el básico entre los básicos, ya que se ve desde prácticamente cada rincón de la ciudad. Por la tarde, podrás elegir entre ir por tu cuenta, unirte a la excursión “Budapest Histórica” y/o participar de la fiesta del Goulash.
RÉGIMEN
Desayuno. Almuerzo.

Día 10: Budapest. Piérdete entre sus platos típicos... como un auténtico foodie

Hoy toca dar el todo por el todo. Hoy podrás zambullirte en uno de los balnearios de la ciudad, pasear junto al río Danubio, perderte entre los callejones de Buda o, tal vez mejor, por Pest, o dejarte conquistar por sus exquisiteces culinarias. Budapest es maravillosa!.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 11: Budapest – España. ¡Hogar, dulce hogar!

Antes de dirigirte al aeropuerto para regresar a España, dependiendo de la hora del vuelo, tendrás algunas horas libres, para comprar algún detallito o un poco de pimentón húngaro, hacer una visita exprés al balneario o pedirte ese plato que tanto te gustó.
RÉGIMEN
Desayuno.