Resumen del circuito

Brújula al bolsillo… nos vamos al Báltico y San Petersburgo.
Siempre te sedujo esta región, tan diferente y tan desconocida, pese a que está bastante cerca en el mapa. El Norte… El mágico Báltico… ¿Nos vamos a surcarlo? Pues métete la brújula al bolsillo y no pierdas el vagón en este viaje sin igual que te llevará por el casco histórico de Estocolmo, el encanto de Helsinki, la medieval Porvoo y acabarás rendido ante la imperial San Petersburgo.

Estocolmo – Helsinki – Porvoo- San Petersburgo

Incluido

  • Vuelo de línea regular
  • 8 noches en hotel en régimen especificado
  • Circuito regular con guía en castellano.
  • Visitas especificadas.
  • Seguro de viaje.

Día 1: Estocolmo. ¡A la conquista del Báltico!

Bienvenido, viajero, a una expedición a orillas del Báltico. Descubre la cosmopolita Estocolmo, la vibrante Helsinki y la medieval Tallin antes de dar el salto a la Rusia imperial, para pasear entre los palacios de San Petersburgo y plantar una pica en plena Plaza Roja de Moscú. ¿A qué esperas? Haz las maletas y acude al aeropuerto dos horas antes de que salga tu vuelo. Nuestra primera parada es la capital sueca, donde desde el aeropuerto te llevaremos al hotel para que puedas dejar tu equipaje y, en función del horario de llegada, hacer una primera incursión en la ciudad. Prueba a dar un paseo por la ciudad vieja o Gamla Stan. El efecto encantador es inmediato…
RÉGIMEN
Alojamiento.

Día 2: Estocolmo. Intégrate en la efervescente Estocolmo

Ya has pasado tu primera noche en Estocolmo y, después de un paseo por el centro, te has quedado con ganas de más. Pues bien, hoy te vas a desquitar. Desayuna con energía porque vas a hacer una visita panorámica guiada para descubrir todos los rincones de la capital sueca: desde el Palacio Real hasta la Gran Plaza pasando por el Ayuntamiento o la Catedral. Y por la tarde, mucho más, porque aún tienes que contemplar de cerca un galeón real de hace 400 años y pasear por los mismos salones que acogen las celebraciones de la entrega de los premios Nobel cada año.
RÉGIMEN
Desayuno

Día 3: Estocolmo - Helsinki. Escandinavia, a tu ritmo

La pelota está hoy en tu tejado. Después de desayunar, cuentas con un día completo libre para seguir explorando Estocolmo. Puedes repetir alguno de los rincones que ya conoces y verlo con más tranquilidad, aunque te recomendamos que te eches la brújula al bolsillo y te lances a conocer nuevos lugares. ¿Qué te parece alguno de sus variados museos? Estocolmo es la ciudad de Abba, así que si quieres moverte al son de Waterloo, ya sabes que tienes una completa exposición. Otra buena opción, sobre todo si viajas con niños, es el Skansen, el primer museo al aire libre del mundo. Y al final del día, coge un barco y haz un bonito crucero en dirección a Helsinki, tu próximo destino.
RÉGIMEN
Desayuno. Cena.

Día 4: Helsinki. La fusión perfecta con el Báltico

Sal a cubierta y deja que la bendita brisa te dé en la cara. Estás llegando a Helsinki después de haber pasado la noche navegando en el Báltico. Desayuna y disponte a conocer los lugares de referencia de la capital finlandesa con una visita guiada. Y por la tarde, continúa a tu ritmo explorando nuevos rincones de Helsinki.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 5: Helsinki (Opcional a Tallin). Métete en un cuento de hadas

Dos opciones sobre la mesa para la jornada de hoy: bien te quedas en Helsinki y sigues recorriendo a tu ritmo la capital finlandesa, bien te sumas a la excursión opcional que te permitirá conocer una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa: Tallin, la capital de Estonia.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 6: Helsinki-Porvoo- San Petersburgo. ¡En marcha hacia la Rusia Imperial!

Hoy cruzarás la frontera y te adentrarás en la Rusia imperial, pero no tengas prisa: disfruta del camino. Dile adiós a Helsinki, contempla el paisaje y goza del paseo entre casas de madera por las calles medievales de Porvoo, la segunda ciudad más antigua de Finlandia. Y ahora, sí, pasa el control aduanero y adéntrate en Rusia. San Petersburgo es la siguiente estación de la ruta.
RÉGIMEN
Desayuno. Cena.

Día 7: San Petersburgo. Ciudad de Zares

Ya estás en San Petersbugo. ¿A qué esperas para salir a la calle y pasear entre palacios, museos y canales? Tu visita guiada te va a permitir contemplar la impresionante Plaza del Palacio de Invierno, pasear por la Avenida Nevsky y disfrutar de la espectacular urbanística de esta monumental ciudad. También tendrás la opción de comprobar la belleza de los canales de la ciudad imperial dando un paseo en barco. Almorzaremos en el centro de la ciudad , y por la tarde, te adentrarás en la fortaleza de Pedro y Pablo y en la fastuosa Catedral de San Isaac.
RÉGIMEN
Desayuno. Almuerzo.

Día 8: San Petersburgo. Una jornada llena de lujo y arte

Ya habrás podido conocer buena parte de los grandes monumentos de San Petersburgo, pero aún te faltan dos de las visitas imprescindibles. Por la mañana, puedes visitar con la excursión opcional el palacio de veraneo de Pedro el Grande, Petrodvorest, donde te vas a quedar boquiabierto con sus fastuosos salones y enamorado de sus bellos jardines con espectaculares fuentes. Por la tarde, prepárate para recorrer la historia de la pintura occidental porque el Museo Hermitage te abrirá sus puertas para que contemples una de las colecciones de arte más impresionantes del mundo.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 9: San Petersburgo - España. Llega la hora de regresar a casa

Llega el momento de preparar nuestras maletas y disponernos a volver a España. A la hora prevista, debemos reunirnos en el hotel para tomar el autobús que nos lleve hasta el aeropuerto. Hasta entonces, dispondremos de tiempo libre para hacernos las últimas fotos y meter en la maleta algún recuerdo típico como una matrioshka, un gorro de piel o un samovar, la tetera tradicional rusa.
RÉGIMEN
Desayuno.