Resumen del circuito

Vete al corazón de Rusia y bordea la orilla del Báltico.
Prepárate para conocer las ciudades que más brillan a orillas del Báltico y adentrarte en el corazón de la Rusia imperial. A lo largo de unos días de intenso recorrido, vas a conquistar las grandes capitales rusas cruzando los muros del Kremlin en la inmensa Moscú y paseando entre los palacios y canales de San Petersburgo. Tras cruzar la frontera, te sorprenderás en la activa Helsinki, viajarás al Medievo en la preciosa Tallin si te apuntas, y te integrarás en la vibrante Estocolmo.

Moscú – San Petersburgo – Helsinki (opcional a Tallin) – Estocolmo

Posibilidad de extensión a Copenhague. Precio desde 2.205€ por persona

Incluido

  • Vuelo de línea regular
  • 12 noches en hotel en régimen especificado
  • Circuito regular con guía en castellano.
  • Visitas especificadas.
  • Seguro de viaje

Día 1: España – Moscú. ¡En marcha hacia Rusia!

El país más grande del mundo te espera. ¿Estás preparado para recorrer la Rusia Imperial? Coge tu maleta, carga la batería de tu cámara de fotos o de tu teléfono y preséntate en el aeropuerto al menos dos horas antes de que salga el vuelo hacia Moscú. Cuando llegues te llevaremos hasta el hotel para cenar, disfrutar de tu habitación y descansar.
RÉGIMEN
Cena.

Día 2: Moscú. Lánzate a la conquista de la capital

Moscú te espera con toda la grandeza propia de una de las ciudades más grandes de Europa. En la capital, recorre con un guía los principales puntos de interés y, después de comer, continúa a tu aire explorando los rincones de la ciudad. Guarda fuerzas para la noche, porque vas a querer hacer nuestro paseo nocturno para descubrir una iluminación espectacular. (Este paseo está incluido en la opción de todo incluido así como la cena)
RÉGIMEN
Desayuno. Almuerzo.

Día 3: Moscú. El puerto de los cinco mares

Hoy podremos disfrutar del día libre para recorrer la capital rusa con la posibilidad de rematar la jornada asistiendo a un espectáculo de música y folclore ruso en directo.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 4: Moscú - San Petersburgo. Los Muros del Kremlin se abren para ti

Prepárate, porque hoy vas a entrar en el corazón del poder político de Rusia desde hace siglos: el Kremlin. Las murallas de la antigua residencia de los zares y actual lugar de trabajo del presidente ruso se abren para ti para que recorras las mismas estancias que en su momento pisaron Iván el Terrible, Napoleón, Lenin o Stalin, entre otros. Por la tarde, ¡a San Petersburgo! Dirígete a la estación y toma el tren nocturno hacia la capital cultural rusa.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 5: San Petersburgo. Camina por un museo al aire libre

Ya estás en San Petersburgo y ha amanecido. ¿A qué esperas? Ponte un calzado cómodo porque hoy es el día para sacarle el máximo partido a San Petersburgo. La Plaza del Palacio de Invierno, el Almirantazgo, la avenida Nevsky o la impresionante catedral de Nuestra Señora de Kazan te aguardan en el recorrido guiado por el casco histórico de la ciudad, considerado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y si te animas a la opcional, también te esperan los canales y el río Neva para que navegues por ellos. Por la tarde, ¡tú decides!
RÉGIMEN
Desayuno. Almuerzo.

Día 6: San Petersburgo. Un palacio con una historia truculenta

Aprovecha tu estancia en San Petersburgo visitando uno de los palacios más bellos de la ciudad, el Yusupov, que además esconde una de las historias más truculentas de la historia de la ciudad… Y por la tarde, prepárate para contemplar la fortaleza de Pedro y Pablo y la bella Catedral de San Isaac.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 7: San Petersburgo. Sumérgete en un mar de arte

Por la mañana, tú eliges: seguir descubriendo rincones de San Petersburgo por tu cuenta o sumarte a la excursión opcional a Petrodvorets, la lujosa ciudad de veraneo fundada por Pedro I el Grande. Por la tarde, si tienes la opción de todo incluido, prepárate para sumergirte en uno de los museos más espectaculares del mundo, el Hermitage, enclavado en seis impresionantes edificios como el Palacio de Invierno o el Palacio Menshikov.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 8: San Petersburgo - Helsinki. La fusión perfecta con el Báltico

Abre la ventanilla y deja que la bendita brisa te dé en la cara. Estás llegando a Helsinki. Disponte a conocer los lugares de referencia de la capital finlandesa con una visita guiada.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 9: Helsinki (opcional a Tallin). Regresa al medievo en un paseo

Dos opciones sobre la mesa para la jornada de hoy, o bien te quedas en Helsinki y sigues recorriendo a tu ritmo la capital finlandesa, o bien te sumas a la excursión opcional que te permitirá conocer una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa: Tallin, la capital de Estonia.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 10: Helsinki Báltico. Asómate a la belleza del Báltico

Desayuna con energía, ponte un calzado cómodo y sal a la calle. Y por la tarde, dile adiós desde el puerto porque toca irse de crucero. Durante una noche, recorrerás el Báltico con todas las comodidades hasta llegar a tu próximo destino, Estocolmo.
RÉGIMEN
Desayuno. Cena.

Día 11: Estocolmo. Adéntrate en la ciudad con más estilo de Escandinavia

Sal de tu camarote y ve a la cubierta porque estás llegando a Estocolmo. Disfruta de las vistas -la capital sueca presume de unos de los perfiles urbanos más bellos de Europa- y prepárate para integrarte en una ciudad que te va a fascinar. Gracias a una visita guiada, vas a conocer el Palacio Real, el Ayuntamiento y las calles medievales del Gamla Stan (casco antiguo). Y por la tarde, tú mismo: sigue explorando a tu aire o visita el impresionante museo Vasa y los salones del Ayuntamiento.
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 12: Estocolmo. Un itinerario a tu medida

¿Preparado para sacarle todo el jugo a Estocolmo? Hoy dispondrás de toda la jornada libre para diseñar tu itinerario. Prueba a entrar en alguno de sus múltiples museos, disfruta con su sabrosa gastronomía o súbete al barco para darte un agradable paseo por un precioso archipiélago. No te van a faltar opciones…
RÉGIMEN
Desayuno.

Día 13: Estocolmo. ¡Viva Escandinavia!

Es el momento de que le digas adiós a Escandinavia. Nos reuniremos con el resto de viajeros a la hora convenida en el hotel para ir hasta el aeropuerto y regresar a casa. Antes, contarás con tiempo libre para apurar tus últimas horas en Estocolmo. ¿Qué tal un último paseo por Gamla Stan antes de volver a España?
RÉGIMEN
Desayuno.